Dios promete proteger a quienes obedecen su Palabra.

Daniel 9.3, 4

Daniel y sus amigos estaban en una tierra extraña, cautivos de un rey que buscaba beneficiarse de sus habilidades e inteligencia superiores. Mientras avanzaba a la adultez, Daniel logró desenvolverse en el mundo extranjero sin faltar a su fe en el Padre celestial. No comía cosas prohibidas. No se inclinaba a ídolos. Mantenía con osadía sus tiempos de oración, incluso ante la persecución y el castigo. Dios honró la obediencia y la fidelidad de Daniel, salvándolo en el foso de los leones y bendiciéndolo con gran influencia. En toda encrucijada, Daniel escogía obedecer al Señor. Por eso tuvo que soportar situaciones difíciles, pero Dios siempre lo protegió y ayudó.

Los principios bíblicos vigentes durante el cautiverio babilónico siguen siendo válidos hoy. Dios promete proteger a quienes obedecen su Palabra. No dice que escaparemos de pruebas y tiempos difíciles, pero sí que nos acompañará y ayudará durante todo el camino. Proverbios 12.13 dice que el justo saldrá del aprieto.

Si usted sabe que hay pecado en su vida, entonces el miedo, la duda y la frustración le asaltarán. La consoladora seguridad del Señor está al alcance de cualquier persona, pero el prerrequisito es la obediencia a su Palabra. No espere la bendición de Dios si está viviendo en rebeldía.

No olvide que, la obediencia trae a su vida valentía y contentamiento, más allá de sus circunstancias. Durante toda su vida, Daniel se negó una y otra vez a cambiar o renunciar a sus principios, aun frente a lo que parecía ser una muerte segura. Dios intervino una y otra vez —y lo mismo hará Él con usted.

Devocional original de Ministerios En Contacto

474

Razones para obedecer a Dios

| Blog |
Enlace
Acerca del Programa
-