El objetivo no es hacer de la salud física un ídolo, sino ser responsable ante Dios de cómo tratamos este maravilloso regalo que nos ha dado. 1 Corintios 6.12-20 Muchas personas hoy en día están obsesionadas con la salud y la buena condición física. Prestan atención a lo que comen y se ejercitan con regularidad, […]

Leer más

Podemos enfrentarnos a tiempos difíciles e incógnitas con confianza, sabiendo que el Señor nos guardará y nos ayudará. Salmo 121.1-6 Las pruebas aparecerán en nuestra vida. Pero, por fortuna, podemos confiar en que nuestro Padre nos ayudará en tiempos de necesidad, como nos lo asegura el Salmo 121. “Levantaré mis ojos a los montes; ¿de […]

Leer más

El Hijo de Dios vino al mundo como una expresión del amor maravilloso, insondable e infinito de su Padre, e hizo por nosotros lo que nadie más podía hacer. Salmo 145.19-21 La vida puede golpearnos con las circunstancias más inesperadas e indeseables. Cuando eso sucede, la conmoción y el dolor pueden hacer que nos preguntemos: […]

Leer más

Nuestro llamado como hijos de Dios se cumple mejor cuando buscamos la salud física y espiritual. 1 Corintios 6.19-20 Al principio de mis días en la universidad, estudiaba y trabajaba en exceso, ya que quería ofrecer al Señor todo lo que tenía. Al final, me di cuenta de que descuidar mi salud podría obstaculizar mi […]

Leer más

El consuelo y el cuidado de Dios son suficientes para superar cualquier dolor. 2 Corintios 1.3, 4 El cuidado de Dios por nosotros se extiende aun a los detalles más pequeños de nuestra vida. Él sabe cuando sus hijos sufren, y anhela consolarles . La compasión del Señor es personal, continua y está siempre […]

Leer más

1. Nunca más confesaré «no puedo» porque «todo lo puedo en Cristo que me fortalece.» 2. Nunca más confesaré carencia, porque «Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.» 3. Nunca más confesaré temor, porque «no nos ha dado Dios espíritu […]

Leer más