En el libro de Romanos capítulo 10:17 dice: «Así que la fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios”

Cuando el apóstol Pablo hizo esta tremenda afirmación, lo hizo porque él mismo vivió los efectos que produce el oír de la Palabra de Dios. Durante los años previos cuando él era conocido como Saulo de Tarso, aunque fue diligente en estudiar el Antiguo Testamento, nada extraordinario había acontecido en su vida, pues la Palabra de Dios era para él, como un código de reglas humanas que con el paso del tiempo se llegó a convertir en letra muerta.

¿Qué ocurrió en la vida de este hombre para llegar a ser uno de los más grandes apóstoles del Cristianismo? La respuesta es muy sencilla, el Espíritu de Dios tomó las semillas de la Palabra de Dios y las plantó en el corazón de este hombre que luego llegó a ser conocido como Saulo de Tarso o el aspóstol Pablo. Lógico, primero el Señor tuvo que llevarlo a una experiencia sobrenatural y esto aconteció en al camino a Damasco. Allí el Señor se le reveló cuando él cayó del caballo, debido a una luz muy fuerte que resplandeció alrededor de él. Cuando él estuvo en tierra estaba completamenteciego por causa de la luz y escuchó una voz que le decía:

“Saulo, Saulo por qué me persigues, dura cosa te es dar coces contra el aguijón” y él dijo
¿quién eres Señor? y Jesús le dijo
Yo soy Jesús a quien tú persigues,
¿Qué quieres que haga Señor?

Ahí fue donde el Señor le dio la instrucción de que debería ubicarse en una casa en la ciudad de Damasco y le dio la dirección exacta. Así fue como este hombre empezó su vida ministerial.

Pablo en su defensa ante el rey Agripa, le comparte su testimonio de cómo fue que el Señor se le apareció en el camino y mientras él estaba postrado en el piso el Señor le dijo: levántate y ponte sobre tus pies, porque para este te he aparecido a ti, para ponerte por ministro y testigo de las cosas que has visto y de aquellas en que me apareceré a ti, librándote de tu pueblo y de los gentiles, a quienes ahora te envío para que abran sus ojos, para que se conviertan de las tinieblas a la luz, y de la potestad de satanás a Dios, para que reciban por la fe que es en mí, perdón de los pecados y herencia entre los santificados. Y concluye diciendo por lo cual Oh rey Agripa no fui rebelde a la visión celestial, esto está en Hechos 26:16-19.

Es impresionante como Pablo testifica la gran transformación que el Señor Jesús hizo en un solo momento en su vida, y esto lo llevó a convertirse en el gran evangelista, el gran apóstol, en el gran profeta, en el gran maestro, en el gran pastor para el mundo Cristiano.

Haz esta oración: Amado Dios gracias porque enviaste a tu hijo Jesús para que nos revelara tu gloria, para que tomara el lugar nuestro y pagara el precio en la Cruz del Calvario, gracias por darme vida y vida en abundancia, te amo Señor en Cristo Jesús, amén. Declara: Por la fe descubrí que Jesús es el hombre más fiel, e hizo de mí un ministro de Él.


Tu ofrenda nos permite llegar a más lugares con el mensaje de las buenas nuevas de Jesucristo.
Haz click aquí para OFRENDAR.

682

Un buen comienzo – César Castellanos

| Blog |
Enlace
About The Author
-