Algunas personas imaginan que el cielo es un lugar etéreo y de ensueño donde los habitantes son espíritus incorpóreos, pero esto es contrario a lo que enseña la Biblia.

Juan 14.1-3

Si le preguntara a una docena de personas qué saben sobre el cielo, es probable que reciba todo tipo de respuestas. Incluso los cristianos tienen ideas diferentes sobre lo que es, dónde se encuentra y cómo será. Algunas personas imaginan que el cielo es un lugar etéreo y de ensueño donde los habitantes son espíritus incorpóreos, pero esto es contrario a lo que enseña la Biblia. En pocas palabras, el cielo es el hogar de Dios. Separado de y más allá de la creación, es un reino de existencia diferente. Pero es un lugar literal con forma y sustancia, e incluye la ciudad santa. El apóstol Juan tuvo una visión de este lugar, y lo que vio está registrado para nosotros en los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis. Un muro con piedras fundacionales y puertas rodea la ciudad, que tiene una calle, un río, el trono de Dios y el árbol de la vida. Todos estos son objetos materiales, aunque superan con creces a cualquier cosa de sustancia terrenal.

El Señor Jesucristo dijo a sus discípulos que se iba a preparar un lugar para ellos en la casa de su Padre. También dijo que regresaría para llevarlos allí de modo que pudieran estar con Él para siempre. Luego vieron cómo su cuerpo resucitado ascendía de la Tierra y regresaba al cielo (Hch 1. 9). Él todavía está allí hoy en su cuerpo físico, sentado a la diestra del trono del Padre. Cuando Cristo regrese, resucitará a los cristianos que han muerto, transformará los cuerpos de los creyentes que aún estén vivos, y nos llevará al hogar eterno que ha preparado para todos sus seguidores. Solo entonces entenderemos lo que es el cielo.

Devocional original de Ministerios En Contacto

81

Un lugar llamado cielo

| Blog |
Enlace
About The Author
-