¿Qué te motivó a entregar tu vida al Señor?

Hechos 14.19-23

Saulo de Tarso, el celoso perseguidor de los cristianos sufrió una transformación radical y se convirtió en un apasionado seguidor de Cristo. Más tarde conocido como Pablo, dedicó su tiempo, energía y talento para difundir el mensaje del evangelio. ¿Qué lo motivó a entregar su vida al Señor?

EL SACRIFICIO DE AMOR DE CRISTO. Pablo se dio cuenta de que el Señor dejó su hogar celestial, sufrió y murió para que pudiéramos reconciliarnos con Dios. Este sacrificio impulsó al apóstol a contar a los demás el amor absoluto del Salvador (Ef 3.18).

SU GRATITUD POR LA SALVACIÓN. Llamándose a sí mismo el peor de los pecadores, Pablo reconoció que no era digno de salvación y que no merecía misericordia (1 Ti 1.15, 16). Fue la gratitud por la salvación lo que alimentó su devoción y dedicación a la causa de Cristo.

EL PODER DEL EVANGELIO PARA TRANSFORMAR VIDAS. La propia experiencia del apóstol lo hizo desear ver a otros experimentar la gracia del Señor. Quería que muchos se beneficiaran del poder salvador y transformador del evangelio.

Cuando la insuficiencia o la duda le hagan guardar silencio, recuerde lo que motivó a Pablo a compartir el evangelio. Entonces piense en el día en que sus seres queridos experimentarán la paz de Dios, el amor de Cristo y la presencia interior del Espíritu Santo.

Devocional original de Ministerios En Contacto

127

Anunciar la buena noticia

Enlace
About The Author
-