“Lámpara es a mis pies tu palabra y lumbrera a mi camino,” Salmo 119:105.

La palabra de Dios trae luz. Es una lámpara para nuestros pies pero también es una lumbrera en nuestro camino. Alumbra por donde vamos a lo largo del camino. La luz hace que nos despertemos, que nos levantemos, que salgamos de la oscuridad, de los lugares tenebrosos. La luz en el mundo natural: mejora el ánimo, activa las defensas, trae buena salud, mejora la resistencia física, mejora la capacidad de atención y aprendizaje, mejora el sistema inmunitario, mejora las emociones, mejora la tolerancia a la fatiga y al estrés.

El Salmo 112:4 habla del hombre que teme a Jehová, del hombre que confía en el Señor. Dice que a ese hombre “cuando lo cubran las tinieblas, irrumpirá la luz.” Otras versiones dicen que “Brilla una luz en la oscuridad para los hombres honrados, para el que es compasivo, clemente y justo.” “Brilla en la oscuridad y es luz para los rectos, es clemente, es compasivo, es justo.”

El Salmo 84:11 dice, “Porque el Señor es nuestra luz y nuestra protección. Él nos da gracia y gloria. Ningún bien se les negará a quienes hagan lo que es justo.”

Salmo 18:28: “Tú encederás mi lámpara; Jehová mi Dios alumbrará mis tienieblas.” Eso quiere decir que Jehová convierte mis tinieblas en luz, alumbra mi oscuridad, ilumina mi sendero, es luz en la oscuriad. Él es quien enciende mi lámpara.

En el libro de Isaías 60:1-3 el Señor nos dice hoy que nos levantemos y resplandezcamos porque ha venido Su luz y la gloria de Jehová ha nacido sobre nosotros. “Levántate, resplandece; porque ha venido tu luz y la gloria de Jehova ha nacido sobre ti. Porque he aquí que tinieblas cubrirán la tierra y oscuridad las naciones; más sobre ti amanecerá Jehová y sobre ti será vista su golria.”

Cuando Su luz viene, cuando Su luz nos ilumina y nos llena, tenemos que levantarnos y resplandecer. Aunque tinieblas cubran la tierra y oscuridad las naciones, sobre nosotros amanecerá Jehová y sobre nosotros será vista Su gloria. Y andaremos en Su luz y en Su resplandor.

El Señor quiere hoy alumbrar tus tinieblas. Quiere sacar las cosas escondidas. El Señor quiere traer luz y sacar al descubierto los planes del enemigo. Las artimañas y la agenda del enemigo se exponeN.

Hemos pasado del reino de las tinieblas al reino del hijo amado. Colosenses 1:13 “…el cual nos ha librado de la postestad de las tinieblas y trasladado al reino de su amado Hijo.”

No vamos a seguir viviendo bajo la sombra de las tinieblas del enemigo. Hemos sido rescatados del poder de las tinieblas, de su dominio, de su autoridady trasladados, traspasados, llevados al reino de Su Hijo amado.

Ya no más tenemos que vivir en oscuridad ni en tinieblas, atados al pecado y la muerte. Ya está hecho, Jesús lo hizo, nosotros nada más tenemos que despertarnos y dejar que ese Espíritu que levantó a Jesús de los muertos vivifique nuestros cuerpos mortales por Su Espíritu que mora en nosotros. Como dice Romanos 8:2: “Porque la ley del Espiritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte.”

Job 11:13-19 dice que si disponemos nuestro corazón y extendemos a Él nuestras manos, si alguna iniquidad hubiera en nuestra mano y la echamos de nosotros, y no consentimos que more injusticia en nuestra casa, entonces levantaremos nuestro rostro libre de mancha, seremos fuertes y nada temeremos, y olvidaremos nuestra miseria o nos acordaremos de ella como aguas que pasaraon. La vida nos será más clara que el medio día, aunque oscureciese será como la mañana. Tendremos confianza porque hay esperanza. ¡Qué promesa! ¡Qué palabra nos da el Señor, impresionante y esta es para usted hoy para que confie y decida levantarse!

El Señor nos está despertando. Usted que ha estado dormido, como en un letargo, dejando que la vida le pase por delante, el Señor le dice que es tiempo de despertarse. Es tiempo de dejar que la luz brille. Que el Señor alumbre su camino, para que usted vea por dónde va y pueda tomar el camino correcto.

El Señor hoy está trayendo luz a su camino para que se despierte para que se levante. La luz del Señor está exponiendo los planes del enemigo. Decide creerlo, levántate, permite que la luz disipe toda oscuridad. ¡Y despierta, que ha venido tu luz!


Tu ofrenda nos permite llegar a más lugares con el mensaje de las buenas nuevas de Jesucristo.
Haz click aquí para OFRENDAR.

1407

Despierta que ha venido tu luz

| Blog |
Enlace
About The Author
-