¿Tiene amistades que le motivan a buscar a Dios con más fervor?

Hebreos 10.23, 24

El tema de las buenas amistades es muy importante para mí, porque el Señor me ha dado amigos con los que puedo contar. Son las personas que me desafían a hacer más para el Señor. Mis amigos me aman, pero sin duda no están contentos con que me quede como estoy. Si detectan un pecado en mi vida o ven algo que podría hacer mejor, me lo dicen.

El apóstol Pablo también le daba una gran prioridad a las amistades. Se rodeó de personas que podían ayudarlo a lograr dos cosas: el cumplimiento de la misión que Dios le había dado y el hacerse más semejante a la imagen de Cristo. Mientras Pablo se dedicaba a servir a otros, también estaba siendo edificado y fortalecido por sus hermanos en la fe. Eso, en resumen, es el plan del Señor para cada uno de sus hijos.

Y usted, ¿tiene amistades que le motivan a buscar a Dios con más fervor? Es muy importante saber a quiénes permitimos que influyan en nuestra vida. El Padre celestial prepara a otros hermanos en la fe para animarle, para que oren por usted y para que lo estimulen a tener una fe más grande, de modo que esté preparado para dedicarse a servir a otros. Las buenas relaciones con personas que se edifican mutuamente pueden ayudar a los creyentes a cumplir con el plan de Dios para sus vidas.

Las mejores relaciones surgen entre personas que se animan mutuamente en la fe, y por eso “[se estimulan unas otras] al amor y a las buenas obras”
(He 10.24). En otras palabras, nuestros mejores amigos son los que nos aman a pesar de cómo somos, pero que no dejan de retarnos a mejorar para el Señor.

Devocional original de Ministerios En Contacto

52

La importancia de las buenas amistades

| Blog |
Enlace
About The Author
-