Todos tenemos ambiciones y deseos. Y aunque eso no tiene nada de malo, debemos analizar nuestras prioridades. Salmo 119.1-8 Todos tenemos ambiciones y deseos. Y aunque eso no tiene nada de malo, debemos analizar nuestras prioridades preguntándonos: ¿En qué invierto mi tiempo y energía? ¿Qué o quién ocupa mis pensamientos? Por muy importantes que sean […]

Ver más