Para entender cómo Dios puede estar hablándonos hoy, primero debemos examinar cómo habló en el pasado. Génesis 12.1-7 Para entender cómo Dios puede estar hablándonos hoy, primero debemos examinar cómo habló en el pasado. ¿Qué hizo que su voz fuera tan clara para los héroes de la fe? En los relatos del Antiguo Testamento, una […]

Ver más

Abra la Palabra de Dios, e invítelo a que le hable de nuevo. Y, después, escuche. Salmo 81.8-14 ¿Sigue hablando el Padre celestial con sus hijos? Es una pregunta que puede estar en su mente ahora mismo. Todos tenemos esta necesidad de saber que el Señor todavía se comunica con nosotros. Anhelamos la certeza de […]

Ver más

Siga el ejemplo de Jesucristo: prepárese con la verdad en su mente y en su lengua cada vez que la tentación ataque. Génesis 3.1-6 Escuchar a Dios no es un hecho que ocurre una sola vez. Debemos mantener siempre su Palabra delante de nosotros, o comenzaremos a escuchar las voces equivocadas. En Génesis 2.16, 17, el […]

Ver más

¿Cómo podrías ajustar tus compromisos para que puedas pasar tiempo con Dios? En la vida de muchos de nosotros hay un sinnúmero de actividades que atender, y por ende, muchas preocupaciones. Estas cosas nos distraen y nos impiden escuchar claramente la voz de Dios. Tenemos tantas responsabilidades y siempre estamos tan ocupados que no sacamos […]

Ver más

Cuanto más receptivos nos volvamos a las instrucciones de Dios, más experimentaremos su misericordia y el gozo de la obediencia y la santidad. Proverbios 2.1-7 Los psicólogos se refieren a un fenómeno conocido como disociación para describir un estado mental en el que alguien vive en dos mundos al mismo tiempo. Es posible que algunos […]

Ver más

¿Se le ha vuelto la vida tan agitada que no puede escuchar la voz de Dios? Efesios 4.1 Hace algunos años, Dios permitió que por un tiempo tuviera dolencias físicas que me impidieron hacer otra cosa que estar en cama. Al principio me sentí frustrado, pero luego me di cuenta de la voluntad de Dios. […]

Ver más

Los cristianos no somos inmunes al endurecimiento del corazón. Hebreos 3.12-19 Los creyentes podemos comenzar a endurecer nuestro corazón de manera inocente; es fácil que lo que tiene poco o ningún valor espiritual acapare nuestra atención. Después que nuestro enfoque se desvía de Dios, no hace falta mucho tiempo para que la preocupación en las […]

Ver más

En medio de la tormenta, los discípulos tal vez pensaron que Jesús los había olvidado. Mateo 14.22-33 Era de noche. Había vientos fuertes, las olas rompían y la visibilidad era poca. Para los discípulos, que estaban en el mar en una pequeña barca, la situación había empeorado, y Jesús no estaba con ellos. Mientras ellos […]

Ver más