Conocer a Dios no sucede de forma automática; es producto de pasar tiempo con Él, y de un proceso de santificación que dura toda la vida. Filipenses 3.8-14 Es posible que un esposo viva con su esposa durante cincuenta años, coman en la misma mesa y compartan la misma rutina, pero nunca la entienda por […]

Read more

Pero todos estos tesoros de la Palabra de Dios podrían quedar fuera de nuestro alcance si nunca le pedimos al Maestro que nos guíe. 1 Corintios 2.9-16 Muchas personas —incluidos los cristianos— no leen la Biblia, y una razón es que no la entienden. Podríamos esperar que este sea el caso de alguien que no […]

Read more

A temprana edad, experimenté algunos sentimientos de inferioridad. Efesios 2.10 A temprana edad, experimenté algunos sentimientos de inferioridad. Debido a que teníamos dificultades económicas, mi madre y yo no vivíamos en los “mejores” lugares ni yo usaba la “mejor” ropa. Incluso en la escuela, sentía que no estaba a la altura académica de los demás […]

Read more

Justo cuando pensamos que estamos creciendo en nuestra comprensión de Dios, sucede algo que nos hace preguntarnos si lo conocemos bien. 1 Corintios 2.6-16 Justo cuando pensamos que estamos creciendo en nuestra comprensión de Dios, sucede algo que nos hace preguntarnos si lo conocemos bien. Tal vez fue una petición de oración sin respuesta, un […]

Read more

Dios ha dado a cada creyente al menos un don espiritual para edificar el cuerpo de Cristo y servir en este mundo. Romanos 12.6-8 Dios ha dado a cada creyente al menos un don espiritual para edificar el cuerpo de Cristo y servir en este mundo. Si nuestro don es el de profecía, proclamaremos lo […]

Read more

El conocimiento de Dios, la guía clara y protección divina no provienen de la sabiduría humana. Proverbios 3.13-18 La sabiduría humana es irrelevante a los ojos del Señor. La verdad es que lo “insensato” de Dios es más sabio que la sabiduría del hombre . Aunque puede parecer arriesgado dejar de lado nuestro […]

Read more

Muchas veces respondemos a nuestras preguntas según nuestra relación con Dios. Isaías 55.8, 9 Cada vez que ocurre un gran desastre surgen preguntas legítimas: ¿Por qué permitió el Señor que sucediera? ¿No pudo haberlo impedido? La magnitud de la muerte y la destrucción causada por terremotos, tsunamis e inundaciones alteran nuestras ideas y nos hacen […]

Read more