Las tentaciones comienzan siendo pequeñas. Ceder a ellas puede parecer intrascendente, pero una vez que cedemos, ese pecado gana fuerza en nuestra vida y nuestra capacidad para resistir se debilita. Santiago 1.13-15 Seremos tentados mientras vivamos. Aunque los tipos de tentación y su poder sobre nosotros cambiarán con el tiempo, nunca seremos tan maduros o […]

Ver más

Si usted se compromete a vivir de acuerdo con sus convicciones, Dios le fortalecerá para que se mantenga firme, y le brindará consuelo en medio de cualquier sufrimiento. Hechos 4.1-31 ¿Están sus convicciones espirituales tan arraigadas que le protegen contra la tentación? Si es así, entonces ciertos problemas ya han sido resueltos en su corazón. […]

Ver más

En realidad, ningún pecador es feliz siguiendo la maldad. El gozo auténtico se encuentra solo en la unidad con el Señor. Romanos 6.12-15 Hace varios años aconsejé a una mujer que estaba consumida por el rencor a su padre, quien había abandonado a la familia y negado a reconocerla como hija. Años después de abandonar […]

Ver más

Dios ha advertido que si jugamos con nuestros antojos y nos colocamos en el camino de la tentación, caeremos. 2 Timoteo 2.20-22 ¿Batalla usted con algún pecado que odia y ama al mismo tiempo? En realidad quiere vencerlo, pero tan pronto como es tentado, el placer que espera borrará su fuerza de voluntad. Estas tentaciones […]

Ver más

Cuando se sienta tentado y quiera darse por vencido, recuerde a quién pertenece, lo que Él ha prometido y lo que ha provisto para darle la victoria. 1 Corintios 10.1-13 A pesar de lo que podamos sentir, los cristianos no somos impotentes ante la tentación. Tampoco estamos solos en esta lucha. Incluso Cristo fue tentado, […]

Ver más

Cuando somos tentados, y lo buscamos, Dios nos fortalecerá para que podamos resistir y seguir adelante en obediencia. Santiago 1.13-15 De todas nuestras luchas, quizás la más perturbadora y perjudicial sea la tentación. Esta puede variar, pero la presión nunca disminuye. Antes de que nos demos cuenta, una pequeña mentira sale de nuestra boca, una […]

Ver más

Siga el ejemplo de Jesucristo: prepárese con la verdad en su mente y en su lengua cada vez que la tentación ataque. Génesis 3.1-6 Escuchar a Dios no es un hecho que ocurre una sola vez. Debemos mantener siempre su Palabra delante de nosotros, o comenzaremos a escuchar las voces equivocadas. En Génesis 2.16, 17, el […]

Ver más

Comprometer las convicciones cediendo a los deseos carnales, conduce a la corrupción interna. 1 Juan 2.15-29 En el mundo de la política, las concesiones es lo que se busca. Hay que renunciar a una cosa para conseguir algo que se desee. Sin embargo, algunos compromisos son buenos, como renunciar a nuestro deseo de mirar televisión […]

Ver más

¡La Biblia es poderosa! Podemos confiar en que nos liberará de la carga de la tentación. 1 Corintios 10.12-13 Muchas personas actúan como si no hubiera ninguna defensa contra la tentación. Con el primer indicio de deseo, tiran la toalla y ceden a cada pequeña provocación. ¿Se aplica esto a usted? Lo que debemos entender […]

Ver más

La tentación pierde su control cuando nos sometemos a la verdad de Dios sobre nuestros deseos. Santiago 1.12-15 Si hay algo que todo hombre, mujer y niño han experimentado, eso es la tentación. Todos hemos visto algo nuevo, atractivo o inusual, y pensamos: tiene que ser mío. ¿Qué es “eso” para usted? El objeto de […]

Ver más

La mayor defensa contra la tentación es la Palabra de Dios. 1 Corintios 10.1-13 Experimentar la tentación es universal e inevitable. Uno no puede esconderse, ya que no hay ningún ambiente libre de su atracción. Nunca se puede eliminar por completo la tentación, porque dondequiera que tratemos de escapar, la “carne” siempre nos acompaña. Sin […]

Ver más

Ser tentados no es pecado, pero ceder al pecado sí lo es. Santiago 1.13-16 La tentación puede ser definida como la incitación a hacer el mal. Tres fuerzas poderosas actúan para arruinar el carácter y el testimonio del creyente: Satanás, el mundo y nuestras tendencias pecaminosas. Ser tentados no es pecado, pero ceder al pecado […]

Ver más

Cuando el Espíritu Santo le dé una advertencia, obedezca de inmediato. Proverbios 2 Aunque la tentación de claudicar en nuestra postura amenaza a todo creyente, no tenemos que ceder ante ella. Si somos conscientes del peligro, y entendemos las consecuencias finales, podemos tomar la decisión de estar vigilantes en obediencia al Señor. El primer paso […]

Ver más

En el camino de todo cristiano, hay minas destructivas que causan un gran daño espiritual a los creyentes incautos. 1 Reyes 11.1-13 Las minas terrestres cuidadosamente camufladas son armas mortíferas de guerra. Si un soldado pisa una sin darse cuenta, sufrirá lesiones graves o mortales. Lo que es cierto en las batallas físicas, también lo […]

Ver más

Los creyentes deben estar unidos al Salvador para que pueda haber fruto espiritual en sus vidas. 1 Juan 2.3-6 Hubo un tiempo cuando me sentía tan abatido, que me preguntaba si debía seguir en el ministerio. ¿Cómo podía decir a las personas que Cristo les daría paz y gozo, si yo me sentía desanimado por […]

Ver más

Muchas personas se rinden y cambian una vida de servicio en el reino de Dios por una vida de derrota. Lucas 22.31-34, 54-62 Todos transitamos por el valle del fracaso. La pregunta es: ¿Cómo responderemos? Muchas personas se rinden y cambian una vida de servicio en el reino de Dios por una vida de derrota. […]

Ver más

Su Palabra nos capacita para reconocer el pecado y expulsar el mal de nuestro corazón. Romanos 6.16-19 Una prisión física se construye ladrillo a ladrillo. Igualmente, una prisión espiritual se construye pecado a pecado sin que el creyente se dé cuenta. La prisión comienza lentamente, con un pensamiento. Con el tiempo, a menos que ese […]

Ver más

Dios ha prometido que no tenemos que rendirnos a la atracción del pecado. Judas 1.24, 25 Aunque la Biblia está llena de promesas del Señor, normalmente nos resulta difícil aceptarlas en nuestra situación particular. Pero Dios desea que creamos en que Él quiere y tiene el poder para hacer lo que ha dicho. Dios ha […]

Ver más

Tres enemigos tratan de derribarnos: el diablo, el mundo y nuestra propia carne engañosa. 1 Corintios 10.12, 13 Algunos cristianos ven a un hermano en la fe caer en el pecado, pero no reconocen que ellos, también, podrían tropezar. Lo cual es peligroso. Satanás los tiene justo donde él quiere: engañados por un falso sentimiento […]

Ver más

Nunca somos impotentes para neutralizar la situación, no importa que tan fuerte sea. 1 Corintios 10.13 No importa qué forma específica tome la tentación en nuestra vida, el enemigo utiliza bastante bien el mismo procedimiento para descarriarnos. Primero, comenzamos a pensar en el objeto de nuestro deseo. Jugamos con él en nuestra mente, imaginando cómo […]

Ver más

Una de las principales estrategias del enemigo es distorsionar los impulsos dados por Dios. Mateo 26.41 Toda persona experimenta tentaciones, no importa qué tan espiritual sea o cuánto tiempo haya seguido a Cristo. A veces, esta experiencia es como un débil susurro; en otras ocasiones, es como un grito insoportable en la mente. Pero no […]

Ver más