¿Cuáles serían tres objetivos que propondría para su vida si supiera que pudiera lograrlos? Filipenses 3.7-14 ¿Cuáles serían tres objetivos que propondría para su vida si supiera que pudiera lograrlos? ¿Alguno de ellos sería de naturaleza espiritual? El apóstol Pablo era una persona orientada a las metas , y entendía cuáles […]

Ver más

Siempre que nuestras metas armonicen con las del Señor, podemos contar con su ayuda para alcanzarlas. Josué 1.1-9 Siempre que nuestras metas armonicen con las del Señor, podemos contar con su ayuda para alcanzarlas. Esta verdad se confirma en la historia de Josué. Ya que Dios el Padre le dio la enorme responsabilidad de guiar […]

Ver más

“Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago”. 1 Corintios 11.27-32 “Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago”. ¿Puede usted identificarse con la declaración del apóstol Pablo en Romanos 7.19? Aunque el poder del pecado ha sido anulado en la […]

Ver más

¿Por qué nuestro Padre celestial permite el dolor y las dificultades? Hebreos 12.1-13 ¿Por qué nuestro Padre celestial permite el dolor y las dificultades? Siendo un Dios bueno, ¿no debería salvarnos del sufrimiento? Pues no siempre. Todos los padres saben que evitar a sus hijos el dolor de la disciplina no es lo mejor para […]

Ver más

Ir por la vida sin ningún objetivo conduce a la pérdida de tiempo y energía, a la deriva sin sentido y a la mediocridad. 1 Corintios 9.24-27 Algunas personas son planificadoras por naturaleza; saben lo que quieren lograr y se proponen lograrlo, pero otras son más flexibles y espontáneas. Ambos enfoques están determinados por la […]

Ver más

Fijar metas nos ayuda a determinar dónde enfocar nuestras energías para que podamos cumplir la obra que Dios tiene para nosotros. Filipenses 3.7-16 La Palabra nos alienta una y otra vez a confiar en Dios para nuestras necesidades. Pero ¿cómo encaja la dependencia del Señor con la fijación de metas para nuestra vida? Algunos cristianos […]

Ver más

Dios siempre busca nuestro bien, pero cuando elegimos nuestro propio camino, rechazamos lo mejor y entristecemos su corazón. Hebreos 12.4-11 Para obtener una comprensión más profunda de la naturaleza amorosa de la disciplina de Dios, trate de recordar su propia infancia. Tal vez usted escuchó decir a uno de sus padres: “Esto me duele más […]

Ver más

Debemos saber lo que Dios ha dicho, lo que desea, y lo que espera de nosotros en relación a nuestro carácter y conducta. 1 Timoteo 4.7-10 Aunque Muchas personas anhelan ser disciplinadas, luchan por lograrlo. Vemos esta virtud promovida por profesionales de la salud que nos exhortan a hacer ejercicio con regularidad, ingerir alimentos saludables […]

Ver más

La disciplina de Dios no es fácil, pero no podemos ignorar sus beneficios maravillosos para el crecimiento espiritual. Deuteronomio 8.1-14 La disciplina de Dios no es fácil, pero no podemos ignorar sus beneficios maravillosos para el crecimiento espiritual. Nos da una perspectiva nueva sobre el plan del Señor para nuestra vida. Si gozáramos de una […]

Ver más

Nuestro llamado como hijos de Dios se cumple mejor cuando buscamos la salud física y espiritual. 1 Corintios 6.19-20 Al principio de mis días en la universidad, estudiaba y trabajaba en exceso, ya que quería ofrecer al Señor todo lo que tenía. Al final, me di cuenta de que descuidar mi salud podría obstaculizar mi […]

Ver más

Dios usa nuestro dolor para revelar la autenticidad de nuestra fe, para que otros puedan verla y ser atraídos a su Hijo. 2 Corintios 12.7-10 Todos pasamos por momentos angustiosos en la vida. Pero, como hijos de Dios, podemos animarnos con la seguridad de que nuestro dolor no es en vano. Algunas veces, nuestro dolor es […]

Ver más

Dios usa el sufrimiento para que se manifieste la vida de Cristo en nosotros. Hebreos 12.10, 11 La vida de José implicó mucho sufrimiento. El joven fue traicionado por sus hermanos, vendido como esclavo, encarcelado injustamente y olvidado. Pero cuando se reveló el plan de Dios, José declaró que era bueno . La Biblia […]

Ver más

Para mantenernos en el camino de Dios, debemos corregir el rumbo, no solo de nuestra conducta sino también de nuestro corazón y nuestra mente. Proverbios 3.7-12 Ayer hablamos de la importancia de depender de la Palabra de Dios como nuestra brújula a lo largo de la vida. Obedecer las instrucciones del Señor cambiará nuestra conducta […]

Ver más

Cuando vivimos en obediencia al Señor, Él guía nuestro camino y nos fortalece por medio del Espíritu Santo para hacer su voluntad. 1 Corintios 9.23-27 El apóstol Pablo compara la vida con una carrera, y afirma que la disciplina —o la falta de ella— determina el resultado. De lo que habla no es solo de […]

Ver más

La obediencia a la voluntad de nuestro Padre celestial trae gozo a su corazón. Hebreos 12.4-13 Puesto que las dificultades y el dolor son experiencias humanas, es posible que no reconozcamos cuándo nuestra prueba es el resultado de la disciplina divina. En los días de Job, se pensaba que todo sufrimiento era consecuencia del pecado, […]

Ver más

La fuente del amor de Dios es Él mismo, y su amor es eterno, perfecto e incondicional. Jeremías 31.3 El amor de Dios es totalmente diferente al nuestro. En primer lugar, su amor es eterno. Él nos lo da continuamente, y no hay nada que pueda interrumpirlo o impedirlo. Su amor no se basa en […]

Ver más